¿Qué pasa con las manzanas y peras destinadas a Rusia y Ucrania?

FreshPlaza

28 mar 2022

Los envíos de manzanas y peras de Sudamérica a Rusia, un importante importador de ambas frutas, se dirigen ahora a otra parte

"La mayoría de los cargamentos están parados desde que estalló la guerra. Hay una gran incertidumbre en cuanto a la logística y la viabilidad financiera de la exportación a Rusia", afirma Fernando Moyano, director de ventas para Europa y Rusia de Salix Fruits.


En esta época del año, desde el hemisferio sur, Argentina y Sudáfrica son los principales proveedores de peras para Rusia, mientras que Chile envía manzanas y Brasil también envía fruta. "Rusia es uno de los mayores importadores de peras argentinas, representando más del 30% del total de las exportaciones", dice Moyano.


Hacia otros puertos

Moyano indica que los productores y transportistas todavía están determinando qué hacer con la fruta que está en el agua. "Las alternativas son desviarse a otros puertos de Europa o continuar hasta los puertos de Rusia", señala. "Sin embargo, aún no está claro si las navieras entregarán la fruta a Rusia y, en ese caso, cuánto tiempo pueden tardar. Para los productos perecederos es un gran riesgo. En los últimos 15 días no se han acordado nuevos cargamentos directamente desde Argentina a Rusia".


Lo mismo ocurre con Ucrania. Los contenedores que se dirigían a Ucrania han sido desviados a otros puertos de destino, aunque Moyano afirma que no se ha cargado ningún volumen importante de peras en Argentina.


Las implicaciones, por supuesto, son importantes. Actualmente, los contenedores se están desviando a otros puertos europeos, principalmente a los Países Bajos e Italia. "Los puertos están operativos. Sin embargo, los horarios de las navieras se ven afectados y no está claro cuánto tiempo puede tardar un contenedor en llegar a Rusia y, para los productos perecederos, es un gran problema", expresa. "Otro gran problema es la devaluación y la volatilidad del rublo que afecta a la cadena de pagos".


Preocupación por la calidad

Los cambios también ponen el foco en la calidad de la fruta. "Rusia es un mercado enorme para todos los tamaños de fruta y permite una calidad que otros mercados no aceptan. Por tanto, si esa fruta no encuentra un hogar en Rusia, supondrá una gran presión en todo el sector frutícola", continúa. De Sudamérica, las principales variedades de peras son Williams, Packhams y Abate, y de manzanas, Royal Gala, Granny Smith y Red Delicious. Este año, la cosecha argentina de manzanas y peras es más corta de lo normal, ya que se vio afectada por las heladas y las tormentas de granizo. En menor medida, Chile también espera una menor cosecha.


Todo esto pone los precios bajo presión. "Como la enorme devaluación del rublo encarece mucho los productos importados, es una gran incógnita cuánto se puede recuperar en el mercado", añade Moyano. Otros mercados, como Europa y Oriente Medio, se verían afectados si un exceso de oferta de fruta no se dirige a Rusia.


De cara al futuro, Moyano afirma que una comunicación clara por parte de las navieras sobre si van a seguir ofreciendo sus servicios regulares a Rusia, así como una estabilización de la cotización del rublo frente al dólar, son factores claves para dar más previsión a todas las partes del sector frutícola. "De lo contrario, es imposible planificar las cargas en un entorno tan imprevisible", concluye.