Chile rompe nuevo récord en cereza temprana: Se cosechó el 15 de octubre en Vicuña

RedAgrícola

20 oct 2022

Corresponde a un test block de la variedad Cher-Ten de IFG, cosechada por un agricultor en la zona alta de la región de Coquimbo, que está probando la posibilidad de producir cerezas en aquella zona de forma inédita

La cereza más temprana de Chile durante las últimas temporadas se venía cosechando en la región de Coquimbo: Campos en torno a la ciudad de Ovalle -a 300 metros sobre el nivel del mar-, iniciaban los primeros envios en la semana 42 (al rededor del 20 de octubre). Sin embargo, desde la zona precordillerana de la región, a casi 800 metros de altura, dieron un golpe a la cátedra, al conseguir cosechar cerezas el pasado 15 de octubre (semana 41), convirtiéndose en la cereza más temprana del país y probablemente del hemisferio sur.


Esto se logra en medio de un esfuerzo de los productores de país en adelantar sus envíos de fruta a China, ante el anticipo de su año nuevo que se celebrará el próximo 22 de enero.


El carozo ultra temprano de Vicuña es de la variedad Cher-Ten (aún sin nombre comercial), desarrollo genético de la empresa californiana IFG, y se consiguió en un test block con sólo 20 plantas de esa variedad, sin mayores manejos agronómicos que los que recibe una unidad de pruebas de este tipo. Por ello, dicen en la empresa genetista podría tener resultados más tempranos en caso de ajustar los manejos.


El productor que consiguió este resultado es una empresa especializada en uva de mesa -cuyo nombre se prefirió no revelar-, y sería una cosecha indédita entendiendo que las zonas donde se produce cereza en la región están cercanas a Ovalle, por su microclima templado y su humedad relativa por cercanía con el mar.


De acuerdo a Macarena Villasante, Technical Manager para Chile y Perú de IFG, la idea del productor es ingresar al negocio de la cereza dados los resultados de prueba, pese a que que no hay experiencia previa en Vicuña.


Este resultado además demuestra que variedades de IFG como Cher-Ten consiguen resultados con entre 150 y 200 horas frío.


“El manejo de esta variedad aún es un trabajo en desarrollo, porque se tiene que ver caso a caso, según las condiciones", comenta Villasante a este medio, añadiendo además el componente cultural de productores tradicionalmente uveros, de cítricos o paltos que no conocen el cerezo y han tenido que aprender su fisiología, porque los cerezos se demoran mucho más en entrar en producción que una vid, por ejemplo.


La producción de esta cereza en Vicuña se da además en un año donde los productores de cereza de Ovalle, donde los principales productores son Valle Arriba y Sutil, atrasaron una semana sus cosechas este año debido a una primavera más fría de los presupuestado, por lo se retrasó un poco la toma de color.


Al respecto, Jorge Astudillo, jefe de producción de Valle Arriba, comentó a Redagrícola que "la noticia de IFG es un llamado de atención para todos nosotros, porque no podemos quedarnos quietos. Es importante entender que todo esto es muy dinámico, que la tecnología y los desarrollos genéticos van a ir siempre moviendo el escenario”, señala Astudillo sobre esta sorpresa productiva, añadiendo que una de las ventajas de la zona -aparte de no depender directamente del año nuevo chino- es que “el primero que da el paso correcto es el primero que da el golpe".