La nueva dirección de las explotaciones de melón de Honduras y Guatemala ha transformado el negocio de Fyffes

FreshPlaza España

25 oct 2022

Fyffes completó la compra de Sol en 2013, lo que le dio la propiedad de las fincas Suragroh y Melon Export en el municipio de Choluteca, donde dan empleo a entre 500 trabajadores durante la temporada baja y hasta 10.500 trabajadores de temporada durante la campaña que va desde finales de noviembre hasta mediados de mayo de cada año. Fyffes también tiene un negocio de sandías llamado Soleado, ubicado cerca del municipio de Ojo de Agua, El Paraíso, que emplea a casi 60 trabajadores permanentes y 1.577 trabajadores de temporada.


Los melones y sandías hondureños Fyffes se importan a Norteamérica durante los meses de invierno.


Melon Export y Suragroh han recibido el certificado PrimusGFS de seguridad alimentaria y el C-TPAT de evaluación de riesgos. También se han sometido a las auditorías de comercio ético de los miembros de Sedex (SMETA) en materia de salud y seguridad, empleo y normas sociales y medioambientales, con auditorías periódicas internas y externas independientes. La auditoría interna más reciente se llevó a cabo del 6 al 18 de diciembre de 2021, y la última auditoría anual independiente acreditada por la APSCA tuvo lugar del 11 al 15 de enero de 2022. Además, Suragroh cumple con una serie de normas exigidas por los clientes.


Fyffes nombró a la nueva dirección de sus fincas de melón de Honduras y Guatemala en septiembre de 2021 y a un nuevo presidente del negocio de melón de Sol. La nueva dirección ha transformado el negocio de Fyffes, mejorando las condiciones de trabajo, la salud y la seguridad, la inversión en la comunidad local y proporcionando oportunidades de empleo durante los meses de verano fuera de temporada.


Salarios y beneficiosLa mayoría de nuestros trabajadores en Honduras cobran por encima del salario mínimo. Los trabajadores del nivel salarial más bajo cobran al menos el salario mínimo. Ganan más en función del nivel de cualificación requerido y de la responsabilidad de la función; también se tienen en cuenta la productividad y el rendimiento.


La legislación laboral hondureña se modificó en julio de 2015 para exigir a las empresas que deduzcan la seguridad social a sus trabajadores temporales; sin embargo, el Gobierno de Honduras aún no ha establecido un mecanismo para aplicar esas reformas. Una vez que el Gobierno de Honduras defina este mecanismo, Fyffes se asegurará de realizar las deducciones necesarias. Mientras tanto, no quiere defraudar a nuestros trabajadores, por lo que no está deduciendo la seguridad social del salario. Durante la negociación con los sindicatos en 2019, la empresa acordó pagar a los trabajadores temporales un bono al final de cada temporada.