Buscar
  • Sebastián Valdés

DON ISMA

Por Sebastián Valdés Lutz

06/07/2021

Hoy por la mañana supe del sensible fallecimiento de Ismael Ossa Errázuriz, "Don Isma", con el que compartí casi cuatro años mientras tuve la posición de gerente general en La Rosa Sofruco entre el 2007 y el 2010. Es imposible que un hombre como él pase desapercibido en la vida de cualquiera, puesto que los torrentes de pasión, así como el agua que tanto amaba, suelen hacer surco por donde pasan, y Don Isma puso pasión en cada uno de sus sueños y emprendimientos.


Tuve muchos desacuerdos con "Don Isma", y muy pocas victorias intentando convencerlo. Como heredero de la historia de la Rosa era difícil rebatirle tantas décadas de argumentos, aunque siempre agradecí y agradezco el trato deferente, las buenas costumbres y el respeto que mantuvo conmigo hasta el final.


Fue sin duda el hombre que más me enseñó de agricultura, lo que siendo mi actividad por casi veinticinco años, y no teniendo estudios de agronomía, es algo que le agradeceré eternamente. La Rosa Sofruco fue mi gran escuela.


En mi mente recordaré a Don Isma de caracter, pero de risa sincera, esa que le ilumina la cara y le toma el cuerpo entero. Ese hombre coqueto, de pañuelo y sombrero, que de cuando en cuando se deja tiempo y mente para un rico almuerzo, conversación, un vino y un cigarro. Recordaré a Don Isma navegante, aunque nunca lo vi zarpar en el mar, pero lo vi embarcarse mil veces en los proyectos que nacían de su ingenio, o en las cruzadas que sentía era menester apoyar y defender, o en las tareas que eran duras, pero necesarias, para seguir perpetuando a su gran y eterno amor, ese enorme y maravilloso fundo llamado La Rosa Sofruco.

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo